Elevación del seno maxilar

¿Qué es una elevación sinusal?

Los senos maxilares están detrás de las mejillas y por encima de los dientes superiores. Los senos maxilares son espacios vacíos, llenos de aire. Algunas de las raíces de los dientes naturales se extienden hasta los senos maxilares. Cuando los dientes superiores se quitan, a menudo hay una pared delgada de hueso que separa el seno maxilar y la boca. Los implantes dentales necesitan hueso para sostenerlos en su lugar. Cuando la pared del seno es muy delgada, es imposible colocar implantes dentales en este hueso.

La clave para un implante dental exitoso y duradero es la calidad y cantidad del maxilar a la que se unirá el implante. Si se ha producido la pérdida ósea debido a lesiones o enfermedad periodontal, un aumento del seno maxilar puede elevar el suelo del seno y permitir la formación de hueso nuevo. Una elevación de seno es uno de los más comunes procedimientos de injertos para los pacientes con pérdida de masa ósea en el maxilar superior. El procedimiento busca hacer crecer hueso en el suelo del seno maxilar por encima de la cresta ósea de la línea de las encías que ancla los dientes en el maxilar superior. Esto permite que los implantes dentales sean colocados y asegurados en el nuevo hueso.

¿Soy un candidato para el procedimiento de elevación sinusal?

Una elevación sinusal puede ser necesaria si a usted:

  • Le falta más de un diente en la parte trasera de su quijada
  • Le falta una cantidad significativa de hueso en la parte trasera de su quijada
  • Le faltan dientes debido a un defecto de nacimiento
  • Le falta la mayoría de los dientes del maxilar y requiere apoyo para implantes dentales

¿Cómo se realiza este procedimiento?

Comúnmente, se realiza una incisión pequeña en la región premolar o molar para exponer la quijada. Se corta una pequeña abertura en el hueso, y la membrana que recubre el seno es empujada hacia arriba. El espacio subyacente se llena de material de un injerto óseo, de su propio cuerpo o de otras fuentes. A veces, se utilizan materiales sintéticos que imitan la formación ósea. Después de que el hueso está implantado, la incisión es suturada y comienza el proceso de curación. Después de varios meses de cura, el hueso se convierte en parte de la mandíbula del paciente y los implantes dentales pueden insertarse y estabilizarse en el hueso del seno recién formado.

El injerto sinusal hace posible implantes dentales para muchos pacientes que anteriormente no tuvieron otra opción más que llevar prótesis sueltas.

Un aumento de seno maxilar se realiza generalmente en las oficinas de los doctores Robert S. Kiken, DDS, bajo anestesia local. Algunos pacientes pueden solicitar medicación sedante oral o intravenosa.