Plasma Rico en plaquetas

Plasma rico en plaquetas (PRP) es un subproducto de la sangre (plasma) que es rico en plaquetas. Hasta ahora, se ha limitado su uso al ámbito hospitalario. Esto fue debido principalmente a los costos de la separación de las plaquetas de la sangre y la gran cantidad de sangre necesaria para producir una cantidad adecuada de las plaquetas. Nueva tecnología permite a los médicos colectar y producir una cantidad suficiente de plaquetas con sólo 55 centímetros cúbicos de sangre, que se extrae del paciente durante la cirugía ambulatoria.

¿Por qué tanto entusiasmo acerca de PRP?

Plasma rico en plaquetas PRP permite al cuerpo aprovechar los caminos de curación normales a un ritmo muy acelerado. Durante el proceso de curación, el cuerpo envía muchas células y tipos de la célula a la herida a fin de iniciar el proceso de curación. Uno de aquellos son plaquetas. Las plaquetas realizan muchas funciones, incluso formación de un coágulo de sangre y liberación de factores de crecimiento (Growth Factors-GF) en la herida. Estos factores de crecimiento; factores de crecimiento derivados de plaquetas (PDGF), que transforman el factor beta de crecimiento (TGF) y factor de crecimiento parecido a insulina (ILGF), funcionan para asistir el cuerpo en la reparación de sí mismo a través de la estimulación de células madre para regenerar nuevo tejido. Mientras más factores de crecimiento se liberan y se retienen en la herida, más células madre se estimulan para producir el nuevo tejido. Así, PRP permite al cuerpo curarse más rápido y más eficazmente.

Subfamilia de TGF, es la proteína morfogénica ósea (bone morphogenic protein – BMP). Se ha demostrado en estudios en animales y seres humanos que BMP induce la formación de nuevo hueso. Esto es de gran importancia para el cirujano que coloca los implantes dentales. Mediante la adición de PRP y BMP en el sitio del implante, con partículas sustitutas de hueso, el cirujano de implante óseo ahora puede hacer crecer hueso más fiable y más rápidamente que nunca.

PRP tiene muchas aplicaciones clínicas

PRP puede servir de ayuda en injertos óseos para implantes dentales. Esto incluye injertos para onlays e inlays, los procedimientos de elevación sinusal, los procedimientos de aumento de cresta, injertos para cierre de defectos de hendido de labio y/o paladar. También pueden ayudar en la reparación de defectos óseos creados por la extracción de dientes, o pequeños quistes y reparación de fístulas entre la cavidad nasal y la boca.

PRP también tiene muchas ventajas

Seguridad: PRP es un subproducto de la sangre del propio paciente, por lo tanto, la transmisión de la enfermedad no es un problema.

Conveniencia: PRP puede generarse en el consultorio del doctor mientras el paciente está sometido a un procedimiento quirúrgico ambulatorio como la colocación de implantes dentales.

Curación más rápida: la sobresaturación de la herida con PRP y por lo tanto, factores de crecimiento, produce un aumento de la síntesis de tejidos y regeneración más rápida de los mismos.

Rentabilidad: PRP puesto que la colección se realiza con sólo 55 c.c. de sangre en la oficina del médico, el paciente no necesita incurrir en los gastos del procedimiento de recolección en el hospital o en un banco de sangre.

Facilidad de uso: PRP es fácil de manejar y realmente aumenta la facilidad en el uso de materiales sustitutos óseos y productos de hueso para injerto haciéndolos más parecidos a un gel.

Preguntas frecuentes sobre PRP

¿PRP es seguro? Sí. Durante el procedimiento quirúrgico ambulatorio se extrae una pequeña cantidad de su propia sangre por la vía intravenosa (I.V.). Esta sangre es entonces colocada en la máquina centrífuga PRP y se la hace girar. En menos de 15 minutos, el PRP se ha formado y está listo para usar.

¿PRP debe usarse en todos los casos de injerto de hueso? No siempre. En algunos casos, no hay ninguna necesidad de PRP. Sin embargo, en la mayoría de los casos, aplicación de PRP en el injerto incrementará la cantidad final de hueso presente, además de hacer sanar la herida más rápido y más eficientemente.

¿Mi seguro cubrirá los costos? Por desgracia, no. El costo de la aplicación de PRP (aproximadamente $400) es pagado por el paciente.

¿Puede utilizarse el PRP para estimular la formación de hueso? No. PRP debe ser mezclado con el hueso del propio paciente, un material sustituto óseo como hueso liofilizado desmineralizado o un producto sintético del hueso, tales como BIO-OSS.

¿Existen contraindicaciones para PRP? Muy pocas. Obviamente, los pacientes con trastornos de hemorragia o enfermedades hematológicas no califican para este procedimiento. Consulte con su cirujano o médico de atención primaria para determinar si PRP es adecuado para usted.